martes, 27 de diciembre de 2011

Pizzas livianas para después de las pesadas comidas de fin de año

El maestro Orson Welles entrándole a una Napolitana sin ningún cargo de conciencia.

Para estas pizzas hay que cambiar la receta de la masa, salvo que haga con harina de trigo y termine haciéndolas muy , muy finitas y las cocine a la piedra. Aunque no viene mal cambiar de harinas para ver cómo responde su cuerpo a estas nuevas fibras.
Ahí va la receta de la masa:

Masa:
Con estas medidas tiene para cuatro o cinco pizzas. Depende lo que usted considere una pizza fina. 

50 grs.de levadura prensada
650 ml de agua tibia
1 kg de harina integral o harina de soja
1 cdta.de azúcar
2 cdas.de sal
4 cdas.de aceite de oliva extra virgen


Preparación de la masa

No varía de la preparación de la pizza de harina de trigo.  

Primero se hace el fermento: En una taza grande o bol deshacer la levadura con agua tibia. Colocar una cucharada de azúcar y una cucharada de harina y revolver.  Dejar descansar tapado en un lugar cálido unos 15 minutos.. 

Preparación de la Masa 

Colocar sobre la mesa la masa formando una corona, colocar el fermento en el centro y una cucharada de aceite de oliva y comenzar a mezclar. Echar el agua de a chorritos el agua hasta formar una masa compacta y homogénea. Es importante agregar poca agua por vez, para no pasarse. Los 600 o 650 cc son referencias que no deben tomarse al pie de la letra. Un día frío y húmedo tal vez se necesite menos agua. 

La sal se agrega con mucho cuidado, recordar que la sal reduce el leudado. Cuando la masa está lista colocar en bol y tapar con una servilleta. Dejar descansar 20 minutos o hasta que duplique su tamaño. Quitar el mazacote del bol y darle un amasado muy suave. Enseguida dividir en cuatro bollos que también se amasan levemente. Se guardan bajo plástico harinados hasta que leven nuevamente, más o menos 1 hora. 
A la pizzera echarle una o dos gotas (quien dice dos dice tres) de aceite y con el dedo pasarla por toda la superficie donde se coloca la masa. La idea es utilizar la menor cantidad posible de aceite y si no usar esos spray (rocío vegetal) que le aplica una finísima capa de aceite a los moldes.

Ahora vienen los arriba:
Se puede hacer una pizza casi clásica con una salsa de tomate y cebolla al natural con sal, orégano, pimienta, ají molido y pimentón, pasados por el mixer...(Nada de cocción ni nada de aceite, si se necesita humedad se puede poner un poco de agua). Esta salsa servirá para pintar la superficie de la pizza. Si la hace al molde ponga la masa con una capa de esta salsa unos diez minutos. Luego la saca y le pone muzzarella light o queso light y un poco más de la salsa mixeada, para darle otro golpe de horno de unos diez minutos o cuando ya se derrita el queso y la base de la pizza esté cocida.. 

Otra receta con la misma masa: 
Tomates.
Morrón colorado.
Morrón verde.
Cebolla.
Champiñones frescos.

Tofú ahumado.
Perejil fresco.
Aceite de oliva.
Rocío vegetal.



En este caso se debe rehogar los tomates, morrones y cebolla, cortados los primeros en cubos, tiras los segundos y bien picada el último vegetal, todo en una mínima cantidad de aceite. Darle diez minutos de horno a la pizza embadurnada de la salsa de tomate que se propone arriba. Luego sacar del horno y colocar los champiñones y el tofú y espolvorear con orégano. Todo al horno hasta que esté lista. Al servir espolvorear con perejil picado y se puede colocar unas gotas de salsa de soja... 
Después de estas pizzas se sentirá liviano como una pluma y a la hora se cuestionará si comió o no comió porque siente tanta hambre como si se hubiera pasado por alto el almuerzo y la cena... en fin, pero hace bien. 



sábado, 22 de octubre de 2011

La carta de una pizzería de Los Angeles, con sus precios en dólares. Para inspirarse y hacerla uno.


OLIO PIZZERIA
8075 W3rd  Street
Los Angeles, Ca 90048

El olio pizzería parece ser un pequeño restaurante semicircular donde su característica es cocinar pizzas con ingredientes poco habituales, por lo menos para la gente de Los Angeles. Otro atractivo es la utilización de productos de importación como quesos italianos (el Gioia burrata, Grana Padano) hasta la mozzarella di Bufala.  Lo que sigue es la carta de Olio Pizzería traducida al castellano:

Margherita

$ 11.99
Tomate triturado, mozzarella fresca local, albahaca fresca y aceite de oliva de Toscana.

Además Margherita

$ 13.99
Tomate triturado, Gioia burrata, Grana Padano y albahaca infusión de aceite de oliva.

Toscana salchicha y pimientos

$ 13.99
Jidori salchicha de pollo, pimientos asados, salsa de tomate y mozzarella fresca con rúcula fresca.

Tres Quesos

$ 11.99
Salsa de tomate, mozzarella de leche entera, queso cheddar irlandés y Grana Padano.

Berenjena a la parmesana

$ 12.99
Berenjenas asadas (no fritas), salsa de tomate y nuestra mezcla de tres quesos.

Hawaiano

$ 13.99
Asado al fuego de piña hawaiana, mezcla de queso, salsa de tomate y jamón ahumado Alto Adige.

Chorizo ​​y acelga

$ 14.29
Chorizo ​​italiano hecho en casa, acelgas salteadas, tomates cherry y queso parmesano.

Setas de invierno y con Hierbas Queso Ricotta

$ 14.29
Fuego setas asadas con queso ricotta con hierbas, cebolla caramelizada y brie francés.

Tartufo Bianco

$ 13.99
De espinaca fresca, sazonada ricotta, tomates y queso de trufa

viernes, 21 de octubre de 2011

Pizza Turca. Una pizzería en Marmaris

En Marmaris, una ciudad costera de Turquía, desde 2007 existe Pizzarium, un comedero que sus dueños prefieren definir como casa de comidas rápidas en lugar de pizzería, quizás porque junto con las pizzas venden productos con la dinámica de las hamburgueserías. 
Pizzarium tiene una carta de pizzas similar al que ofrecen las pizzerías norteamericanas pero, como siempre ocurre, con las pizzas en algún momento se filtra el producto de la región o el país y la pizza adquiere su condición nacional. 
Karma Cósmica

La presentan como "el sabor legendario de Pizzarium"
Posee queso mozzarella, pimiento verde, cebolla, champiñones, aceitunas negras, maíz, chorizo, peperoni, jamón, queso mozzarella y la extra viene con carne de ternera.


Marmaris
A esta le dan el toque sentimental "del corazón de Marmaris" o "desde el corazón de Marmaris", algo así como decir "es el corazón de Buenos Aires". 
lleva queso mozzarella, salchicas, pimientos rojos asados, champiñones, aceitunas negras y tomillo, que la carta define: "el sabor del amor"...
Por ahora, no aparece nada novedoso, por lo menos, para quienes conocen las pizzas norteamericanas...Uno sigue mirando la carta y aparece la Super Turco, la pizza que con toda seguridad uno pediría si fuera de visita a Turquía.

Super Turco
Incluso ellos mismos la definen como el "verdadero sabor de los turcos". Mozzarella, tocino, salchicas, champiñones y pimientos verdes. 

Dejando de lado las fotos de las pizzas que así como salen casi parecen todas iguales, seguiré enumerando el listado de pizzas que propone Pizzarium: la Fantástico con Mozzarella, carne de ternera, jamón, maíz. La Tex-Mex, que supone es la pizza clásica de América del Sur (?) Mozzarella, pepperoni, champiñones, y "los verdaderos jalapeños de América del sur"... ¿Usted los conoce? En realidad, parecen creer que México está en América del Sur... Luego proponen la Veggie, una pizza vegetariana (Mozzarella, pimiento verde, cebolla, champiñones, aceitunas verdes y el maíz). La Fresha, inspirada en los sabores del mar Egeo: Mozzarella, tomate, queso feta, pimientos verdes y aceitunas negro del Egeo es una pizza. Los sabores siguen pero lo dicho sirve como ejemplo de una pizzería que seguramente se podrá visitar si uno viaja a Marmaris. El teléfono para reservar es 0(252)4130408 y la dirección Peak District, Alpugan Kubilay Sokak, No: 5, Marmaris



jueves, 13 de octubre de 2011

Se ha descubierto el verdadero origen de la pizza: es una creación coreana.


La empresa Mr. Pizza ha abierto sucursales en Corea y con este divertido video, entre tantos otros, intenta demostrar que la pizza fue un invento de los coreanos que les fue arrebatado por el vil Marco Polo.Este luego de robarle a los chinos la pasta, hizo lo mismo con la pizza. Lo más gracioso es unos monumentos antiquísimo que "sin duda" llevan en la cabeza cajas de pizza. Y la prueba irrefutable en grabados antiguos donde se ve a coreanos con porciones de pizza.

domingo, 9 de octubre de 2011

Variantes para hacer pizzas a la noche después de un mediodía de asado.



El último asado. Fotografía del argentino Marcos López
Hace unas semanas me escribió un lector proponiéndome cambiar el chorizo colorado de una receta por morcilla, y enseguida pensé que no sólo era una buena combinación si no que podía ser una solución práctica para aquellos a quienes les ha quedado (algo raro, pero posible) mucha carne, achura y embutidos del asado del mediodía y quiere hacer algo distinto que calentar los sobrante y comerlos así como así. Vamos primero entonces a las cubiertas de morcilla con un pequeño homenaje al lector que me dio la idea.

Pizza de Morcilla a la Gaspar
En este caso se suplanta cualquier otro embutido por rodajas de morcilla, aunque previamente blanquearía una cebolla  con  manteca para cubrir la masa con, o sin salsa de tomate, eso queda a gusto de cada uno. Antes de llevar al horno salpimentar a gusto…

Pizza de chorizo criollo
En Tucumán a esta pizza la llaman a “La Diabla” y lleva muzzarela sobre la salsa y bajo las rodajas de chorizo… Si quiere puede espolvorearle –luego del horno y antes de llevar a la mesa- cebolla de verdeo bien picada y unos finos hilos de aceite de oliva.

Pizza de asado con rúcula
En este caso con la carne cocida y fría, los pedazos de vacío, de asado de tira, los chorizos y salchichas pelados y también, por que no, las mollejas (insisto bien cocidas), no recomiendo los chinculines,  pasarlar todo esto cortado en pedacitos chicos por la máquina de picar carne. De aquí tiene dos caminos que llevan al mismo resultado: la completa satisfacción.
El primer camino, poner sobre la masa, salsa de tomate, queso y la carne picada y al horno, al sacar distribuir recula fresca con ajo picado.
El otro camino consiste en freír en una sartén, ajo picado, cebolla también picada como los morrones verdes y rojos, salpimentar y poner también un poco de chile picado, cuando ya se está por dorar echar la carne picada y darle unas vueltas para que se embeba bien de la fritanga.
Sobre la masa puede poner un poco de salsa de tomate, fetas finísimas de tomate y encima queso muzzarela, y encima, la fritura de la sartén. Todo ésto al horno para que se cocine la masa y al sacar echar la rúcula, con aceite y queso rallado parmesano, un poco de aceite, y si es de esos que le gusta mezclar sabores, un poco del chimichurri que sobró, si sobró… 

lunes, 26 de septiembre de 2011

Una película sobre Pizzas que no dirigirá Scorsese.


Jones Brooks es de el autor del blog Me myself & pie/ A pizza blog cuya dirección es la siguiente:
 http://pizzacommander.blogspot.com/
Allí Jones pasa revista y analiza las pizzas de todas las pizzerías de Brooklyn  y Manhattan, en New York. Aparentemente este muchacho es tan fanático de la pizza que se encuentra en plena producción de un documental de largometraje sobre este plato seguramente inventado por los dioses que, en poco tiempo, podremos ver en las pantallas.

Algo sobre esos raros hornos pizzeros



Cerca del Madison Square Park  se puede encontrar con este horno que cocina pizzas como en la mejor pizzería. Está montado sobre un trailer con ruedas y, suponemos, materiales lo suficientemente plásticos para que no se raje su estructura cuando es llevado de un lado a otro.



 Una solución para lograr una verdadera pizza a la piedra sin contar con un horno napolitano lo ofrece este extraño sistema para fulminar eléctricamente una pizza en escasos 60 segundos.
Posee una piedra de hornear a máxima temperatura y al proceder a hacer la pizza se baja, mediante un contrapeso, un cilindro que deja la masa de la pizza al capricho de una temperatura que, suponemos, debe alcanzar los 400 grados.
El maestro pizzero asegura que además de este detalle, realmente novedoso, le presta especial atención a cada ingrediente:
La harina es traída de Napoles, se utilizan levaduras naturales, lo que nos lleva a suponer que usa masa madre que elabora en una especie de incubadora. La razón de este cuidado de laboratorio se debe a que Steven, el dueño de la pizzería y hacedor de las mismas, posee una licenciatura en microbiología. 
Los quesos, la albahaca y hasta los tomates de la salsa son traídos desde las cercanías del Vesubio. 
(Fotos e información: http://slice.seriouseats.com)

sábado, 24 de septiembre de 2011

Pizza de chorizo colorado, rúcula , con vinagreta de miel



Para salir un poco de las pizzas con salsa de tomate, esta singular fórmula produce sin duda una serie de sorpresas agradables en el paladar.
Preparamos nuestra masa habitual, a la en tren de renovarnos podemos agregarle un poco de pimienta, queso rallado o mostaza en polvo o, ya para hacernos los locos totalmente, los tres ingredientes juntos...Alguno le dirá que si sigue por esa vía, lo que está preparando es una focaccia y no una pizza, pero usted haga oídos sordos y siga ahora pensando en los ingredientes que cubrirán su pizza, si señor su pizza.

10 rodajas aproximadamente de chorizo colorado. Se calculan las rodajas cuyo diámetro es mediano. Justamente el chorizo colorado que ilustra esta receta es bastante chico y en ese caso yo calcularía exactamente el doble: 20 rodajas. Además, es conveniente quitarle esos pedazos grandes de grasa que a veces acompañan este embutido y, también, la piel.
1 atado de Rúcula fresca.
3 Rabanitos
Queso gruyer
Queso parmesano
Almendras tostadas y cortadas en mitades.

Ahora los ingredientes de la vinagreta que será la savia que le dará el toque a esta pizza.
1 cucharada de miel
1 cucharada de vinagre de jerez
4 cucharadas de aceite de oliva virgen
Pimienta negra y verde recién molida
Un echalote o, si no,  una cebolla chica
Sal

A estos ingredientes conviene procesarlos, sobre todo para que el echalote  o cebolla queden bien integrados a la vinagreta. Como toda emulsión, salsa y mezcla de componentes aconsejamos hacerlos con mucha anticipación y dejarlos descansar en la heladera, de donde se debe retirar una hora antes de colocarla sobre la pizza.

Esta pizza se cocina al molde y en dos pasos 

Para ello, pincelar el molde con la vinagreta, colocar la masa y a ésta darle unas buenas pinceladas de aceite de oliva. Va al horno no más de 8 minutos o cuando ya ha crecido la masa y se la comienza a ver dorada. Se saca del chorno y colocamos las rodajas de chorizo colorado, queso rallado gruyer y parmesano, sólo la mitad de lo que ha dispuesto para una pizza, la otra mitad se colocará después, antes de llevar a la mesa. Luego esparcir las almendras, los rabanitos cortados en circulitos y las almendras partidas a la mitad de manera transversal de manera que quede una lámina. Sobre esto se cubre con finos hilos de vinagreta, aunque reservando la mitad del preparado o la cantidad que usted sienta que no ahoga los otros sabores. La Rúcula queda a la espera de la salida del pizza. Esta va al horno unos minutos hasta que tanto la masa, como el queso están definitivamente cocinados. Se quita y entonces sí se coloca la recula, se esparce la mitad de los quesos rallados y el resto de la vinagreta de miel, también una molida de pimienta negra y verde sobre toda la pizza. Tal vez una fina lluvia de sal…Y a la mesa. 

martes, 30 de agosto de 2011

lunes, 18 de julio de 2011

Pizza dulce de mermelada de higos y jamón crudo, para hacer en la parrilla

Foto e inspiración de http://livingtastefully.weebly.com/2/post/2011/07/pizza-on-the-grill-and-a-cool-drink-with-friends.html

Ingredientes
• Masa de pizza
• 1 diente picado de ajo
• 1 cucharadita de romero fresco picado 
• sal y pimienta
• 1 / 2 taza de mermelada de higos 
120 gramos queso  roquefort (o azul) desmenuzado 
120 gramos de jamón serrano, bien sequito.
• Higos secos o si se anima puede probar con hijos de Esmirna.

Preparación
Encienda la parrilla
Mezcle el ajo picado, el romero la sal y la pimienta al gusto.
Con la masa de la pizza forme un disco y colóquela sobre la parrilla con brasas bien prendidas. 
Cuando la parte inferior de la masa se ha dorado, dele la vuelta y comience a colocar los ingredientes: Una fina capa de la mermelada de higos. Sobre el dulce espolvoree la mezcla de ajo y romero, etc…luego el cuarto de queso roquefort y el jamón serrano Agregar los higos secos y cubra la pizza con la tapa a la pizza. Me refiero a esas cubiertas tipo campana de metal, o bien una tartera alta, dada vuelta.. Espiar de vez en cuando hasta que el queso esté fundido y desparramado… Entonces está listo para comer. Puede ser una pizza para terminar las vueltas de otras pizzas, digamos una pizza postre para acompañar con bebidas blancas…

miércoles, 25 de mayo de 2011

Pizza de pollo a la tailandesa

Variación de una receta de Carolyn. La foto fue tomada de su blog
 (http://dreamaboutfood.blogspot.com/2011/05/thai-chicken-pizza.html )

Ingredientes

1 / 3 taza de manteca de maní
1 / 4 taza de agua caliente
2 cucharadas de vinagre de manzana

2 dientes de ajo, machacados
2 cucharaditas de jengibre fresco picado
1 cucharada de salsa de soja
2 cucharaditas de pimienta

1 cucharada de aceite de oliva
4 muslos de pollo deshuesados y sin piel, cortados en cubitos
1 pimiento rojo, cortado en rodajas finas
1 / 4 taza de cebolla roja, cortada en cubitos
1 taza de muzarella rallada

4 masas de pizza

Preparación
Salsa de manteca de Maní
En un tazón mezcle la manteca de maní, agua, vinagre, ajo, jengibre, salsa de soja y la pimienta hasta que estén bien combinados. Ponga a un lado.

En una sartén mediana, caliente el aceite a fuego medio. Saltee el pollo  hasta que esté bien cocido, 4 ó 5 minutos. Retire el pollo con una espumadera a un plato o tazón. Agregue la pimienta y la cebolla a la sartén caliente y sofría hasta que estén tiernos, unos 4 minutos.

Precaliente el horno a 250 grados Centígrados

Unte cada pizza  con 1 / 4 de la salsa de maní. Luego agregue el pollo deshecho en hebras, el pimiento rojo y la cebolla. Espolvoree con el queso rallado. Hornee en una piedra de pizza o bandeja de horno en la rejilla central del horno hasta que el queso se derrita y se formen burbujas, aproximadamente 8 minutos.

Para la pizza en molde o media masa, cocine en el horno durante unos 8 a 10 minutos apenas untada con la Salsa de Maní.  Luego de este tiempo vuelva a untar con la Salsa y agregue el resto de los ingredientes y vuelva la pizza al horno hasta que el queso se derrita. Unos 7 u 8 minutos más. 

viernes, 22 de abril de 2011

Una encuesta sobre consumidores de pizza en Estados Unidos.



Ramussen Report es una página web donde se publican encuestas sobre todo tipo de temas.
Por ejemplo en la portada de hoy,  22 de abril, viernes santo,  entre tantos otros temas de interés general, señalan que el 78 por ciento de los norteamericanos encuestados, creen que Jesús es el Hijo de Dios y, al mismo tiempo, el 61 por ciento, se oponen a que los hijos de los inmigrantes ilegales, nacidos en Estados Unidos, reciban la ciudadanía de ese país.
Pero quizás lo más importante es que, según una encuesta nacional y telefónica, el 18 por ciento de los estadounidenses comen pizza por lo menos una vez a la semana, mientras el 3 % lo hace mucho más que eso. El 22 % lo hace una vez por mes, mientras el 39 % asegura que lo hace de vez en cuando. Por supuesto, siempre hay un grupo de inadaptados sociales, en este caso un 17 por ciento que rara vez come pizzas o, (¡Mutantes! O los muertos vivos que se alimentan de cerebros humanos), pobre gente que no lo hace nunca.

Para quienes quieren poner una franquicia en Sudamérica,  les puedan servir estos datos sobre el orden de opinión favorable que tienen los consumidores de pizza de las cadenas de pizzería en estadosunidos.
Pizza Hut, primera con un 58 % a favor Segunda, Papa John´s con 54 %, tercera Domino´s con 48% y por última, Little Caesars con un 42 por ciento.

Otro dato que realmente no sé para que sirve, pero si en una charla con amigos sobreviene esos silencios molestos, uno puede irrumpir con que el 43 por ciento de los adultos encuestados dicen haber comido pizza por última vez en su casa. El 25 % comió en su casa pizza hecha con sus manos y el 15 % comió en su casa pizza de restaurante. De los encuestados, sólo el 16 por ciento lo hizo en una pizzería. Según estos datos es mejor negocio tener una familia que una pizzería (Jejeje)
Los adultos entre 30-49 comen pizza con más regularidad que los otros grupos de edad. .
Entre los estadounidenses casados, los que tienen niños en el hogar son más propensos a comer pizza que los que están casados ​​y no tienen hijos viviendo con ellos. Y entre los casados sin hijos, los maridos son más propensos a comer afuera acompañados por una mujer que, seguramente, no es su señora, diría Juan Verdaguer. 

Pizza de papas, queso azul y salsa de ciboulette.



Ingredientes
Masa de pizza, preferentemente para pizza a la piedra
2 papas medianas
Una pizca que pueda tomar con tres dedos de tomillo fresco
Una pizca de tres dedos de romero fresco o seco
Una pizca de un dedo de ají molido.
Una cabeza de ajo
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Medio limón
Aceite de ciboulette )
1 / 4 taza de queso mozzarella de edad
Queso azul  o, si es millonario, Roquefort
Un puñado de espinacas, también podría ser un puñado de recula que se colocará cuando la pizza sale del horno. No antes.

Preparación
Aceite de ciboulette.
Se cortan un ramito sin demasiado cuidado. Sólo se hace para poder ponerlos en un envase alto. Luego con el mixer se comienzan a triturar mientras se le coloca aceite de oliva de a chorritos hasta formar una pasta capaz de extenderla con un pincel sobre la masa, como si fuera salsa de tomate. Si no tuviera mixer entonces sí trate de picar las ramitas de ciboulette a su mínima expresión y luego mezcle con aceite. Ya está ahí tiene su aceite de ciboulette que si le sobre puede utilizar para aceitar carnes de todo tipo… De todos modos, todavía faltan unos pasos para aceitar su pizza.

Ahora a las papas.
A las papas hay que cocinarlas previamente junto con una serie de hierbas y el ajo para que tomen gusto. Antes hay que cortarlas y, en este momento, se debe tomar una decisión crucial. ¿Va a cortar con el cuchillo unas fetas finas de papas o se va a valer de una mandolina o, como suelo usar yo, un pelapapas que corta fetitas finitas? Esas fetas suelo freírlas para hacer tortillas de papas, pero en este caso le quitan volumen a la papa y por lo tanto, disminuye el tiempo de cocción. Esto es importante porque a la hora de cortar los ajos estos también deberán ser más finitos para que se cocinen junto a las papas.
Sea como sea aceite, no embadurne, sólo aceite la bandeja de aluminio o de metal que utilice y luego acomode las fetas sobre esa fina capa oleaginosa. Cuando terminó una capa espolvoree sobre ella con una fina capa de sal, pimienta, tomillo y romero y otra pasada rápida de aceite. Sobre esta otra capa, así hasta que se terminen las papas. Si ha cortado fetas muy finitas de papas, corte fetas de ajo y también inclúyalas sobre cada capa de papas, si cortó rodajas con cuchillo ponga los ajos cortados en mitades sobre todas las papas acomodadas y también las rodajas de limón. Ponga sal, pimienta, tomillo y romero y vuelva a echarle aceite.
Así la bandeja va al horno hasta que las papas están preparadas a su gusto.

Por fin, la pizza
Sobre la masa extendida pincele su superficie con el aceite de ciboulette, arriba acomode las papas y los ajos, échele una pizca de ají molido a las papas, sólo una pizca… Si le gusta el picante, no dude en echarle también chile, más pimienta o ese polvo que usan los caníbales del amazonas en sus dardos para anestesiar a sus presas. Ahora sepa que, como suele ocurrir, el picante suele desbaratar el gusto de las papas y el queso… En fin, usted decide… Recuerde que hacer pizzas no es una ciencia exacta, justamente es un arte donde el artista muestra su talento, cuando sabe combinar los sabores, así que experimente colocando detalles propios. Eso sí, hágalo cuando le cocina a sus íntimos que van a juzgar su experimento  con la conocida y cruel sinceridad cuando no les gusta, o aparente indiferencia cuando dio en la tecla y lo despachán con un tibio “Que rica. ¿Hay más?”, que usted sabe es un triunfo.
Volvamos a la pizza. Ya están las papas y sobre ellas ponemos la muzarella cortada bien finita o en pequeños gránulos y el queso azul o roquefort. Sobre todo, si sobró, unas pizcas de tomillo, romero…
Cuando la pizza está, se saca y se le arroja la espinaca tierna o la rúcula. Unos hilos de aceite y a la mesa. 

miércoles, 30 de marzo de 2011

Un corta pizzas ideal para cortarle los dedos a los chicos.

Dicen que en Europa, las parejas, cada vez tienen menos hijos. La media por matrimonio, en Francia, es menor a dos. Lo que creo es que en Europa, con esta cuchilla, lograrán que ese único chico, además, no llegue a adulto con diez dedos en las manos...
. Imaginemos la situación... "¡Vengan chicos que hay pizza!" "¡Zácate!" (Es el sonido imaginario de la cosa ésta al balancearse y cortar la pizza y también...)... ¡Nooooo!" Este es el grito de angustia de la madre cuando le corta el dedo a Carlitos y, además de arruinarle una brillante carrera de concertista de piano, rocía con sangre la pizza y la arruina. La verdad este adminículo parece  realizado con la intención de cortarle los dedos a los chicos y, como no, a algún adulto impaciente..

sábado, 12 de marzo de 2011

Fainá, el auxiliar de la pizza que se está independizando, como todo

Foto de Salvatore Mazza

Antes de cualquier consideración vayamos a la receta para después desplegar una serie de datos sobre la Fainá y, también, sobre los nuevos platos que este auxiliar de la pizza está imponiendo en Buenos Aires.

Receta de la Faina
250 gramos de harina de garbanzos
600 ml de agua
Sal
4 cdas de aceite de oliva
Algunos ya le ponen pimienta. Es recomendable no hacerlo ahora porque a los chicos suele no gustarle tan picante. Ya preparada se le puede poner pimienta e incluso, ají molido.

Preparación
Se une la harina con el agua, 1 cda de aceite y la sal. Con batidor se mezcla bien hasta que no queden grumos. Quedará una masa casi líquida. Se deja reposar unos minutos. En el molde se echan las tres cucharadas restantes de aceite en la asadera donde se preparará la faina, esparciendo bien la base y los laterales. Se pone la asadera aceitada en un horno de 180 grados, lo suficiente como para calentar bien el aceite. Luego se añade la mezcla y ahora sí, 20 minutos más de horno y listo. Hay varias maneras de hacerla y generalmente tiene que ver con el molde que se use. Si le gusta bien finita y seca use una pizzera bien grande o una asadera. Si le gusta gruesita una pizzera más chica, pero nunca debería pasar el grosor de los 12 milímetros.

Bien, ahora a la historia

El nombre proviene del genovés, y tuvo una aceptación explosiva en los Puertos de Buenos Aires y Montevideo, desde donde se extendió su fama por los dos países. En Marruecos, los sefardí lo llaman calentita. En Niza, Francia se lo conoce socca y en Sassari, Cerdeña lleva el nombre de “fainé genovese”
Hace unos años, no sé, ahora. En Montevideo no se admitía que la fainá se sirviera fría, y si bien estaba previamente preparada se dejaba entibiar bajo el horno o se le aplicaba un golpe de horno antes de servirla. En cambio, en Buenos Aires, nos acostumbramos a que la faina se corta fría y se sirve  sobre la muzzarela. En Wikipedia figura y también hay una foto de una faina bajo la porción de muzzarela, y si no entendí mal dice que los porteños de Buenos Aires la comemos así. Yo jamás ví ese montaje de pizza y fainá.…
Una costumbre que se está perdiendo, es comer el combo, una porción de pizza con fainá y un vaso de moscato. También se pierde el nombrarla como si la palabra no fuera aguda, o sea faina, una manera, poco distinguida escuchada en los barrios y el interior, como sandia, yelo o manises.

Vamos a la comida

La fainá se puede utilizar para acompañar la pizza de muzzarella o cualquier otra, pero también puede hacerse con ellas platos pizzeros como la Fainazetta, que es ponerla a porciones ya preparadas de Faina, cebolla caramelizada con muzzarela, o muzzarella y jamón cocido y llevarla al horno. 

sábado, 12 de febrero de 2011

¿Cuál es la mejor pizzería de Buenos Aires?